Hábitos saludables para tu sistema digestivo

Con los años nuestro sistema digestivo puede empezar a sufrir algunas molestias. Cuando tenemos incomodidad estomacal es muy difícil concentrarnos, movernos, trabajar y en general realizar nuestra vida cotidiana.

Por lo anterior es muy importante cuidar la salud digestiva y para ello te traemos algunos consejos que te ayudarán a conseguirlo.

Come saludablemente

Las frutas y verduras, las legumbres y la fibra son las mejores fuentes de nutrientes para una microbiota sana. Son ricas en fibra, que no puede ser digerida por el cuerpo, pero ayuda al crecimiento de las bacterias en el intestino.

 

Para mantener una buena salud digestiva es de vital importancia alimentarse sanamente, incluyendo todos los grupos alimenticios en las porciones adecuadas. Esto no quiere decir que de vez en cuando no puedas disfrutar de un gusto, solo que prestes atención a lo que comes.

Recuerda que también es importante comer a tus horas y evitar saltarte comidas.

Mantente hidratado

El agua es lo que ayuda al tránsito intestinal. Si no nos hidratamos lo suficiente las heces se pueden quedar atascadas y causar estreñimiento. Procura tomar alrededor de 2 litros de agua al día, sobre todo en época de calor.

Realiza ejercicio de forma regular

Practicar ejercicio regularmente reduce el estrés y los síntomas digestivos asociados a éste. Favorece a las personas con síndrome de colon irritable o gastritis.

 

El ejercicio mejora el metabolismo y acelera el proceso digestivo, además previene el estreñimiento y otros problemas digestivos. Acciones tan sencillas como caminar media hora diaria pueden hacer maravillas por tu organismo.

Si tienes alguna enfermedad o problema asesórate con tu médico antes de comenzar con alguna rutina de ejercicios.

Come fibra

El consumo de fibra vegetal es altamente recomendado. Los alimentos que contienen fibra te ayudan combatir el estreñimiento y las flatulencias.

La recomendación es que consumas en promedio 30 gramos de fibras insolubles al día. De esta manera tu aparato digestivo retendrá agua en la parte final del intestino grueso facilitando el proceso digestivo. Basta con consumir alimentos ricos en fibras como lechuga, acelga, zanahorias y la mayoría de las verduras verdes.

Evita el estrés

El estrés altera funciones gastrointestinales como la permeabilidad, la motilidad, la sensibilidad visceral, el flujo sanguíneo, las secreciones y, también, la microbiota.

Aléjate de las sustancias nocivas

El cigarro y el alcohol pueden ser muy perjudiciales para tu sistema digestivo, pudiendo causar problemas en hígado e intestino. No tiene nada de malo tomarte una copita de vez en cuando, pero nunca te excedas.

Mantén la higiene de tu cocina y de tus manos

Siempre antes de cocinar o manipular los alimentos que vas a comer para evitar enfermedades del estómago por bacterias. Algunas de las diarreas y dolores de estómago están causadas por una mala higiene de las manos.

Cuidado con las alergias e intolerancias

Si detectas que algún alimento te hace daño, evítalo a toda costa y platícalo con tu médico. Es muy común la intolerancia a la lactosa y a los alimentos muy grasosos.

Con estos simples consejos puedes conservar una buena salud digestiva. Si tus hábitos alimenticios no son los correctos, estas a tiempo de cambiarlos, los beneficios son mayores de los que crees.

En Nuovo Salud, nos preocupamos por tu salud y la de tu familia. Si necesitas asistencia médica a domicilio puedes ponerte en contacto con nosotros, prestamos servicios en todo Santiago.

Scroll al inicio